sábado, 26 de marzo de 2016

Waiting the Rolling Stones in Havana

Por: Ismael Almeida
Los asistentes al concierto de Rolling Stones en la Ciudad Deportiva de La Habana, comenzaron a llegar alrededor de las 2:00 de la tarde y comencé a gráficar la aparente y cacareada reconciliación cubana con el Rock and roll
A pesar del estimado de 800 mil personas, el público disciplinado pudo disfrutar un momento inolvidable donde la tecnología y el arte se fundieron en un abrazo de esplendor y calidad, algo sin precedentes en la historia de los espectáculos musicales en la Isla.

¡El Rock and roll en Cuba!

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

El Rock and roll vivió siempre en corazón de sus seguidores en Cuba

The Rolling Stones estremecen La Habana

Por: Ismael Almeida
La legendaria banda británica The Rolling Stones ofreció este viernes 25 de marzo, un concierto sin precedente en la capital cubana. 
Los asistentes pudimos ver un producto artístico de altísimo nivel tecnológico exhibiendo una profesionalidad increíble que estremeció en La Habana a los que fueron a abrazar la historia de Rock and roll.


 cubano © Ismael Almeida 
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  
enfoque cubano © Ismael Almeida  

Antes del clásico "Stisfaction" The Rolling Stones compartieron escenario con el coro cubano "Entre Voces" que dirige la Maestra Digna Guerra.
Un agradecimiento muy especial a la amiga Ana Julia, por su desprendimiento y colaboración incondicional con enfoque cubano, sin su aporte no hubiera podido realizar este trabajo, ante la pobre acreditación de la prensa cubana en el espectáculo…   






































sábado, 12 de marzo de 2016

La Canchánchara trinitaria…

Por: Ismael Almeida
Al llegar a Trinidad conocí el bar La Canchánchara, emblemática instalación donde se sirve el famoso trago de igual nombre reconocido como el primer cóctel cubano, este establecimiento permanece abierto durante las 24 horas del día desde 1994, afirman algunos trinitarios que el asunto de visitar la Canchánchara, es como estar Venecia y no montar en góndola



“Son Trinitario”
“Son Trinitario”
“Son Trinitario”

“Son Trinitario”
“Son Trinitario”
“Son Trinitario”
“Son Trinitario”


Jorge Julián Rodríguez
Jorge Julián Rodríguez


La fama del lugar se atribuye en primer lugar a la arquitectura de la vieja casona y la cubanía imperante, desde la legendaria bebida que bebían nuestros mambises  hasta la música cubana del grupo “Son Trinitario” que ameniza la visita de los curiosos turistas.
Otro personaje pintoresco de lugar y difícil de ignorar es Jorge Julián Rodríguez Yorel, trinitario de nacimiento que procede de una familia de tabaquero, cuenta que comenzó en el oficio el 15 de enero de 1963 a la edad de 17 años, el joven Rodríguez tránsito con varios tropiezos hasta que pudo realizar su sueño de convertirse en un tabaquero de primer nivel.

lunes, 7 de marzo de 2016

Algo más que talento…

Por: Ismael Almeida              
El artista de la plástica Alaín José González Villa, lo conocí en mi primer viaje a Trinidad de CubaVilla ubicada en el centro sur de la Isla, el joven pintor resulto ser  un trinitario de pura cepa que vive enamorado de su ciudad natal. 
No son tan casuales, ni tan ingenuas las oportunidades cuando se agradece que te presenten a un artista de la talla de González Villa, con una breve referencia sobre su obra pictórica descubrí en pocas horas a un creador armado de una rara honestidad y un compromiso poco usual con la Cuba que le está tocando, algo que plasma en sus lienzos, donde muestra una notable diferencia entre pintar para subsistir y el amor que inspira su talento.






























Alaín José González Villa

En diálogo con el artista confesó tener el hábito de observar sus pinturas en casa de su tía Olga, una especie de "Santuario" donde  reflexiona sobre ese compromiso de tomar elementos de la realidad y mezclarlo con sujetos de los llamados poco irrelevantes que Alaín da vida en sus lienzos, donde exhibe cierta belleza estética que coquetea con ese surrealismo en el que discursa.

Alaín asegura que su amor por la escultura y la pintura comenzó desde niño, con unos  cuantos tropiezos antes de hacer realidad su sueño logró ingresar en la academia de artes plásticas trinitaria “Oscar Fernández Morera” donde aprendió la técnica y los conceptos que le acompañan.

El artista también curso estudios sobre “Pintura Mural” en la oficina del conservador de Trinidad, donde aprendió a trabajar con materiales alternativos agregando textura en sus pinturas, trabajando primero temas mitológicos hasta llegar a la pintura de corte social, como la serie  “periódicos” donde juega con cierta ironía, la información y la textura dentro del soporte contextual.

Alaín revela que su fuente inspiración están en la calle  donde obtiene los elementos con que conforma su obra actual, apoyándose en la fotografía pero de una forma conceptual a partir de expresiones faciales de personas que encuentra algunas veces a su paso para luego integrarla a su Pop Art.